Archivo de la etiqueta: catalunya

JOSEP TARRADELLAS I JOAN

25 ECU 1993 CATALUNYA JOSEP TARRADELLAS I JOAN CINCUENTIN PLATA PROOF

josep-tarradellas-2

Tienda: http://bit.ly/2bFlf7a

25 ECU 1993 CATALUNYA JOSEP TARRADELLAS I JOAN CINCUENTIN – Metal: Plata 925 – Peso: 168.75 grs. – Ø73 mm. – Acuñación 10000 – Calidad Proof – Con estuche seca de Catalunya y Certificado de garantía y autenticidad.

josep-tarradellas-5

Tienda: http://bit.ly/2bFlf7a josep-tarradellas-4

Tienda: http://bit.ly/2bFlf7a josep-tarradellas-3

Tienda: http://bit.ly/2bFlf7a josep-tarradellas-1

Tienda: http://bit.ly/2bFlf7a


Josep Tarradellas Joan, primer marqués de Tarradellas,  (Cervelló, Barcelona; 19 de enero de 1899-Barcelona; 10 de junio de 1988) fue un político catalán, presidente de la Generalitat de Catalunya en el exilio desde 1954 hasta 1977, y de la Generalitat provisional desde este último año hasta 1980.

En 1914 se trasladó a Barcelona con sus padres y su hermana, y empezó a trabajar como dependiente de un comercio. Al año siguiente, se inscribió como socio en el Centro Autonomista de Dependientes del Comercio y de la Industria (CADCI), donde estudió catalán, español, francés, inglés, aritmética, contabilidad y cultura general. Su militancia catalanista hizo que empezase en la vida política siendo muy joven, llegando a secretario de propaganda del CADCI.

Su pensamiento político era republicano y catalanista. Siempre defendió la cultura catalana desde un prisma no separatista que no vulnerara los derechos lingüísticos y culturales de los castellanohablantes.

Josep Tarradellas hacia 1931

Afirmaba que Cataluña debía ser autocrítica, entender al pueblo español e integrarse en España. En su tarea política siempre pretendió establecer la conciliación y la concordia entre Cataluña y el resto de España, alejarse de los victimismos y los prejuicios nacionalistas hacia el Estado español, y no culpar a éste de los problemas que padece el pueblo catalán. Abogó por los gobiernos de unidad en Cataluña con el propósito de que ésta fuese más fuerte, así como del diálogo positivo y constructivo con Madrid.

Su actitud contraria a la independencia y al concepto de unos «Países Catalanes» hizo que fuese criticado por parte de diversos sectores nacionalistas e independentistas, que lo tacharon de traidor a Cataluña, de mal político y de vendido a la monarquía española. Uno de los personajes más críticos fue el historiador Josep Benet. Sin embargo, por parte del catalanismo moderado y de sectores no nacionalistas, Tarradellas es considerado un gran político, avanzado a su tiempo e incluso un visionario de hacia dónde se dirigiría la política catalana.

Tras la muerte de Franco, regresó nuevamente a España, tras realizar varias negociaciones con Salvador Sánchez-Terán y el entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, le reconoció la legitimidad del cargo que ostentaba, nombrándole presidente del gobierno preautonómico de coalición, en 1977. El 23 de octubre del mismo año, en el balcón del Palacio de la Generalidad, gritó a la multitud concentrada en la plaza de Sant Jaume la famosa frase «Ciutadans de Catalunya, ja sóc aquí!».

http://www.barcelonas.com/images/josep-tarradellas-balcony-palau-de-la-generaliat.jpg

Hoy en día, a estas palabras se les atribuye un gran simbolismo histórico, especialmente para los catalanes, pues de alguna forma ponen punto final a la dictadura franquista, y todo lo que ella implicaba, para dar paso a la democracia en España. Muchas personas le dan gran importancia a esta frase, sosteniendo que las palabras que usó Tarradellas no fueron casuales: dijo «Ciutadans de Catalunya» (Ciudadanos de Cataluña), en vez de «catalans» (catalanes), pues según estos su intención era aludir a todos los habitantes de Cataluña, no solamente a los nacidos en dicho territorio.4 Tras la aprobación del nuevo Estatuto de autonomía de Cataluña de 1979 y la celebración de las primeras elecciones autonómicas, se retiró de la vida política. En 1980 fue investido doctor honoris causa por la Universidad de Toulouse. En ese mismo año cedió su archivo al monasterio de Poblet (Tarragona), al cuidado de la Fundació Montserrat Tarradellas i Macià. En 1985 fue nombrado marqués de Tarradellas por el rey Juan Carlos I. Murió en Barcelona en 1988.*

http://www.antena3.com/clipping/2011/09/19/00466/31.jpg


*Datos históricos compartidos de:
https://es.wikipedia.org/wiki/Josep_Tarradellas

25 ECU 1996 CATALUNYA ENRIC GRANADOS PLATA PROOF

25 ECU 1996 CATALUNYA ENRIC GRANADOS PLATA PROOF

enric-granados

Tienda: http://bit.ly/2bJOe72

25 ECU 1996 CATALUNYA ENRIC GRANADOS – Metal: Plata 999 – Peso: 25 grs.- Ø 38 mm. – Acuñación 25000 – Calidad Proof – Con estuche y Certificado de garantía y autenticidad.

enric-granados2

Tienda: http://bit.ly/2bJOe72


Enrique Granados (Lérida, 27 de julio de 1867- canal de la Mancha, 24 de marzo de 1916), fue un compositor y pianista español. Es conocido por su obra pianística, especialmente por la suite Goyescas (1911), en la que basó también la ópera homónima.

Granados.jpg

Creó la escuela de piano en Barcelona, que ha producido figuras tan relevantes como Frank Marshall y Alicia de Larrocha. Suele encuadrársele en el romanticismo por su vinculación estilística con el piano de Chopin, Schubert, Schumann y Edvard Grieg. Murió en el naufragio de la nave Sussex, en el canal de la Mancha, al ser torpedeada por la armada alemana en el transcurso de la Primera Guerra Mundial.

El fondo personal de Enrique Granados se conserva en la Biblioteca de Cataluña y en el Museo de la Música de Barcelona.

En 1874 y afincados en Santa cruz de tenerife por el trabajo militar de su familia, su padre sufrió un grave accidente al caerse de su caballo, y las complicaciones de salud surgidas a raíz del percance llevaron a la familia a trasladarse nuevamente a la Península, esta vez a Barcelona. La familia se afincó inicialmente en el Carrer Fenosa, y posteriormente en el paseo de Grácia. Para entonces Enrique ya denotaba una clara inclinación hacia la música, que sus padres estimularon con la ayuda de un compañero de su padre, el capitán José Junqueda, quien dio al jovencísimo Granados sus primeras lecciones de piano y solfeo. El progreso de Enrique era tan rápido que sus padres buscaron enseguida la manera de proporcionar al muchacho estudios musicales más formales.

De ese modo ingresó en 1879 en la Escolanía de la Mercé, en la que empezó a recibir clases del maestro Francisco Javier Jurnet, quien después diría de Granados que había sido el alumno más brillante que había tenido nunca.1 Jurnet infundió en Granados un entusiasmo nuevo por la música y lo apoyó cuanto pudo en su deseo de superarse, organizando durante esos años varios conciertos ante audiencias importantes que diesen a conocer el talento del pequeño. Entre otros, es interesante mencionar el que ofreció ante el depuesto emperador del Brasil, Pedro II, durante el viaje que éste realizó por Europa a finales de la década de 1870.

En enero de 1886 Enrique Granados comenzó a tocar cinco horas diarias en el Café de las Delicias. El café, que fue rebautizado más tarde con el nombre de Lion d’Or, era considerado como uno de los mejores de Barcelona. Fue descrito en su grandeza al detalle por Narcís Oller en su novela La Bogería, aunque para la época en la que Granados entró a trabajar ya se había degradado y pasado de moda considerablemente. El gusto de los dueños parecía centrarse casi exclusivamente en torno a refritos operísticos recargados de efectos y florituras varias, que el joven Granados se veía incapaz de producir y a menudo de interpretar. Por estos escrúpulos artísticos o por otras razones perdió pronto su trabajo en el café.

En todo caso, además de formarse con Bériot, París le dio a Granados la oportunidad de consolidar su amistad con Albéniz, que había sido condiscípulo suyo en Barcelona, y de entablarla con los músicos franceses más representativos del momento, como Fauré, Debussy, Ravel, Dukas, el mencionado D’Indy y Saint-Saëns.https://conxitabadia.files.wordpress.com/2012/07/5-enric-granados.jpg

El 20 de abril de 1890 Granados hizo su debut oficial en el Teatre Liric de Barcelona, donde estrenó varias composiciones originales tales como Arabesca, algunas de sus Danzas Españolas y la hoy perdida Serenata Española (que no debe confundirse con la obra de Albéniz de igual título). Además, Granados interpretó obras de Saint-Saëns, Bizet, Mendelssohn, Chopin y Beethoven, junto con un sexteto que concluyó el recital con obras de Mozart y Schubert. El concierto fue un éxito rotundo que dio a Enrique Granados una gran popularidad que ya sólo iría aumentando hasta el final de su vida.

En 1891 Granados participa en la fundación de uno de los símbolos musicales más visibles de Barcelona, el Orfeó Catalá. Hacía ya tiempo que el entusiasmo por el idioma y la literatura de Cataluña, fomentado por el movimiento de mediados de siglo conocido como Renaixença, había penetrado en la vida musical, y los compositores de Barcelona se aprestaron a expresar estos sentimientos a través de nuevos arreglos de canciones populares tradicionales. Las últimas décadas del siglo vieron la aparición de diversos coros que interpretaban el repertorio popular tradicional así como las nuevas obras de los compositores catalanes, obras clásicas o una combinación de lo anterior.

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/a/aa/Enrique_Granados_1914_(2).jpg/220px-Enrique_Granados_1914_(2).jpg

Granados debutó con la Filharmónica el 9 de noviembre de 1897 en la Sala Estela, donde tocó con Crickboom y Pablo Casals. En los siguientes siete años tocó con la ‘Societat Filharmónica en veinticinco ocasiones, a menudo con Casals y ocasionalmente estrenando en Barcelona obras procedentes de Francia, tales como la Sonata para Violín op. 75 de Saint-Saëns (1902)

El estilo de Granados es una original mezcla que recoge la gran tradición romántica de Schumann y Chopin y el impulso del nacionalismo musical, tan pujante a finales del siglo XIX.*


*Datos históricos compartidos de:
https://es.wikipedia.org/wiki/Enrique_Granados

Guardar